Seguimiento y trazabilidad de productos

Contacte con un especialista Videojet

Venta de equipos / Solicitud de presupuestos:
91 383 48 58

Asistencia técnica:
902 12 14 92

Att. al cliente/Admón./Logística/Venta consumibles
91 383 12 72

×

Póngase en contacto con nosotros

Soluciones integradas de marcado y codificación para el seguimiento de productos y la trazabilidad de productos.

El seguimiento de un producto o envase permite al usuario identificar su ubicación en cualquier momento. La trazabilidad en fabricación permite conocer el recorrido que ha realizado un producto desde su producción hasta su destino, pasando por su distribución. Ambas tareas suelen requerir la impresión de un código de identificación en el producto o envase, al que se puede acceder siempre desde un sistema de seguimiento en línea. Para el seguimiento, suele bastar con un código de barras básico, pero la trazabilidad requiere a menudo códigos más sofisticados y, a veces, únicos.

Estos códigos pueden ayudar a detectar productos que se han desviado de la cadena de distribución habitual, lo que supone la pérdida de ingresos para las empresas. La trazabilidad en fabricación también permite a las empresas identificar y seleccionar de manera eficaz los productos que deben retirarse, dada la amenaza que pueden constituir para los clientes. Ofrecer una respuesta rápida en estas situaciones puede ayudar a consolidar la confianza de los clientes.

En algunos sectores, como el de producción de alimentos, se suelen utilizar códigos como el número de lote, la fecha de caducidad, la fecha de fabricación, el número de serie y la descripción del producto para su trazabilidad. Por otro lado, en otros sectores, incluidos el farmacéutico y el de dispositivos médicos y sus piezas individuales, se emplean códigos únicos de identificación como medio para identificar, trazar y realizar el seguimiento de los productos originales durante su distribución. Estos códigos únicos de identificación también permiten garantizar la originalidad de los productos codificados, ya que los fabricantes de productos falsificados no tendrán acceso a las bases de datos seguras de las que se extraen.

Por lo general, los productos individuales envasados se codifican y, a continuación, se envasan en fundas, cartones, cajas y cargas de palé en un proceso denominado agregación Estas agrupaciones más grandes de productos también se suelen codificar; al leer el código de una carga de palé, por ejemplo, se accederá a todos los códigos de los productos individuales envasados de la carga.

La trazabilidad, que en sus inicios se utilizaba de manera casi exclusiva en la producción farmacéutica, se está comenzando a emplear también en la producción alimentaria, lo que permite la trazabilidad de los alimentos desde su procesamiento hasta los comercios. Además, los ingredientes que contienen los productos alimentarios acabados también suelen codificarse, de modo que se pueda llegar a su fuente de origen en caso de retirada por contaminación.           

Los códigos de seguimiento y trazabilidad se aplican mediante sistemas de marcado, que los colocan de forma eficaz y rentable a la velocidad de la línea de producción, al tiempo que garantizan su claridad y legibilidad. Estos sistemas pueden ser tecnologías de marcado de inyección de tinta o por láser, según los materiales que se van a marcar y las condiciones que puedan experimentar los objetos codificados y que puedan afectar a los códigos. Para comprobar la calidad de los códigos suele utilizarse un sistema de visión, que forma parte del proceso de marcado o se emplea inmediatamente después de este.